Sociedad

Cinco formas de cuidar tu salud dental

Visita al dentista habitualmente, reduce el tabaco, el consumo de azúcares, protégete de los ácidos y las bebidas pigmentales para mejorar el cuidado de tu salud dental.

Una bella sonrisa es, sin duda, la mejor carta de presentación que podemos tener al enfrentarnos con el mundo que nos rodea. Si bien puede que no tengas la dentadura perfecta, mantenerla lo más sana posible es vital para sentirte cómodo y seguro contigo mismo. Para ello, aquí tienes cinco consejos que cuidarán tus dientes y los protegerán por el mayor tiempo posible.

1. Lo primordial, no te saltes la visita al dentista: Tal vez te parezca un consejo obvio pero, aunque no lo creas, la mayoría de las personas no chequea su boca tan seguido como debería, ya sea por miedo al dolor de los procedimientos de rutina o bien por temor a mostrar su dentadura. Es por esto que subrayamos la importancia de consultar con un profesional al menos dos veces al año. En la mayoría de los casos, si es que la dentadura está en buenas condiciones, de todos modos se puede aprovechar para realizar una limpieza (destartraje) o blanqueamiento.

 

2. Evita el tabaco: Fumar no sólo llena tus dientes de manchas y un indeseable tono amarillento. Este mal hábito también es responsable de generar enfermedades en las encías, tales como la periodontitis, la que genera mayor sensibilidad, hinchazón y enrojecimiento de dicha mucosa, llegando incluso a significar la pérdida de piezas dentales. Por supuesto, además está relacionada al mal aliento crónico, con los consiguientes problemas sociales que esto conlleva. Haz un esfuerzo en reducir la adicción y verás mejorías no sólo en tu boca, sino en tu estado físico y tu aspecto en general.

3. Limita el consumo de azúcares refinados: Estudios recientes han demostrado que una dieta balanceada es tan o más importante que un correcto cepillado. Mientras más consumas este producto, más difícil te será mantener una boca saludable y hermosa. Masticar dulces, por ejemplo, provoca trizaduras microscópicas en donde el azúcar queda pegado y sirve de alimento a las bacterias que producen las temidas caries.

4. Cuidado con el ácido: Si has consumido alguna bebida ácida, los expertos recomiendan beber un vaso de agua inmediatamente después para evitar la corrosión y daño de tus piezas dentales y en especial de su capa esmaltada, el primer paso para la posterior pérdida de tus dientes. Ten cuidado especialmente con las bebidas gaseosas, que no sólo causan caries sino que también gastan el esmalte dental y lo manchan paulatinamente.

 

5. Evita la ingesta de bebidas pigmentantes: Modera tu consumo de té, café y vino, y de las bebidas gaseosas oscuras, ya que estos tienen un efecto nocivo en el color natural de los dientes, además de también dañar el esmalte a través de los ácidos presentes en dichos brebajes.

Siguiendo estos consejos más un correcto cepillado a diario lograrás proteger tu boca, tus dientes y encías. Después de ingerir algún alimento, deberías esperar no más de 30 minutos antes de realizar tu higiene bucal. El cepillado debe ser realizado al menos dos veces al día, siendo antes de acostarte el momento más importante para hacerlo. El uso de enjuague bucal puedes realizarlo una vez al día, y el uso de hilo dental, al menos tres veces a la semana. Haciendo constante este hábito evitarás mayores daños y protegerás tu sonrisa para mantenerla por mucho tiempo más.

Advertisements
Relacionados
Advertisements